Siente como si ya lo fuera

Extracto del libro Secretos de un modo de orar olvidado”, de Gregg Braden

Si no lo has hecho aún, lector, te invito a que pruebes este modo de oración. Piensa en algo que quisieras experimentar en la vida, cualquier cosa. Puede ser la sanación de una dolencia física tuya o de otro, la abundancia para tu familia o encontrar a la persona perfecta con la que compartir tu vida. Sea lo que fuere, en lugar de pedir que se haga realidad, siente como si ya lo fuera. Respira hondo y siente la plenitud de tu plegaria hecha realidad en todos los detalles y de todas las formas posibles.

Y ahora, siente gratitud por cómo es tu vida con esa plegaria ya atendida. Observa el alivio y la liberación que se derivan de la acción de dar las gracias, y no el anhelo ni el ansia que la petición de ayuda genera. La sutil diferencia entre el alivio y el anhelo es la fuerza que distingue el pedir del recibir.

Gregg Braden

En el blog: