Ciencia y meditación (I)

En este posteo te resumo algunas cosas que dice la ciencia sobre la meditación, sumado a algunas reflexiones al respecto.

Índice

Introducción

Durante las últimas décadas los estudios científicos sobre la meditación han crecido significativamente. Se han colocado electroencefalogramas y otros medidores a todo tipo de meditadores, desde principiantes hasta monjes budistas expertos, pasando por personas comunes portadores de distintas enfermedades crónicas. Hay documentales, libros, artículos, videos y cualquier otra fuente que se te ocurra sobre el tema. Las universidades más conocidas del mundo lo están investigando mucho.

¿Es necesario?

Si bien todo esto es positivo, vale preguntarse en qué medida es necesario. La meditación se practica hace miles de años y sus beneficios son tan obvios como los de tomar agua.

De todos modos, un aspecto positivo del avance científico es que nos permite, entre otras cosas, tomar decisiones más certeras en torno a políticas públicas. También rompe barreras para aquellas personas que son más bien racionales y tienen prejuicios o al menos se sienten más cómodas sabiendo que está respaldado científicamente.

Técnicas de meditación

No todos los meditadores/as son iguales

Para medir los efectos de la meditación, se han realizado una gran cantidad de estudios. Algunos de ellos parten de una diferencia entre los distintos meditadores. No es lo mismo un meditador principiante que uno intermedio o avanzado.

Esta diferencia se da principalmente porque quienes más experiencia tienen suelen tener un camino más breve hacia altos estados de relajación y coherencia cerebral. 

Las investigaciones de Jon Kabat-Zinn

Por un lado, una de las investigaciones más importantes es la encarada por Jon Kabat Zinn, reconocido biólogo molecular y profesor de medicina en la Universidad de Massachusetts.

Luego de practicar con algunos importantes maestros, en el año 1979 fundó una Clínica de Reducción de Estrés en esa universidad y diseñó un programa de meditación de 8 semanas (llamado MBSR) basado en algunas enseñanzas de meditación budistas pero sin el componente religioso.

Allí se comenzó a medir los efectos en distintos participantes y una de las conclusiones más importantes fue que tras ocho semanas de practicar una hora de meditación por día se reducía considerablemente el malestar crónico.

En concreto, los resultados fueron muy positivos para muchas condiciones relacionadas con la salud, incluidos los trastornos alimentarios, enfermedades psiquiátricas, manejo del dolor, trastornos del sueño, atención del cáncer, angustia psicológica y para hacer frente a una variedad extensa de afecciones relacionadas con la salud.

El programa MBSR de Kabat-Zinn, con cuarenta años de experiencia en el mundo, se toma hoy en día como referencia para las investigaciones científicas, ya que cuenta con reportes muy completos en el ámbito de la ciencia.

Los problemas de salud relacionados con el estrés, como la ansiedad y la depresión, podrían tratarse con meditación, según un metanálisis de 47 estudios.

Los meditadores que pasaron por un programa de entrenamiento de atención plena de ocho semanas tenían significativamente más anticuerpos contra la gripe que sus compañeros que no meditaban después de recibir una vacuna contra la gripe, según un estudio controlado aleatorio de Richard A. Davidson y Jon Kabat-Zinn publicado en Psychosomatic Medicine.

jon-kabat-zinn meditacion y ciencia

Electroencefalogramas

Por otro lado, también se han puesto electroencefalogramas en distintos meditadores y se observó que las ondas cerebrales se modifican al comenzar la meditación, indicando una mayor relajación y orden del cerebro, lo cual se traduce en un mayor bienestar y salud. Un cerebro ordenado es sinónimo de una vida mejor. También se midió lo que pasa en el corazón. En pocos minutos de meditación se activa el sistema nervioso parasimpático, lo cual enlentece favorablemente el ritmo cardíaco. 

Menos estrés

Las investigaciones muestran que las personas que meditan con regularidad desarrollan menos hipertensión, enfermedades cardíacas, ansiedad y otras enfermedades relacionadas con el estrés que aceleran el envejecimiento. La meditación puede incluso restaurar el cerebro.

La meditación regular disipa el estrés acumulado y cultiva un estado de alerta reparador. Hay muchos estudios convincentes que muestran el poder de la meditación para aliviar el estrés y promover la calma interior. Por ejemplo, un estudio de 2011 publicado en Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine Journal encontró que los trabajadores de tiempo completo que pasaban algunas horas cada semana practicando la meditación de atención plena informaron una disminución significativa del estrés laboral, la ansiedad y el estado de ánimo deprimido”.

 

TDAH

Una investigación realizada por la UCLA mostró que los adolescentes y adultos con TDAH (Trastorno por déficit de atención con hiperactividd) que practicaron varias formas de meditación durante solo ocho semanas mejoraron su capacidad para concentrarse en las tareas, incluso cuando se intentó distraerlos”.

Ciencia-y-meditacion

Beneficios a nivel hormonal

La meditación estimula la liberación simultánea de dopamina, endorfina, serotonina y oxitocina. Ningún fármaco puede hacer esto por sí solo sin efectos secundarios. 

Depresión y ansiedad

Un estudio fundamental dirigido por científicos de la Universidad de California en San Francisco descubrió que los participantes que se sometieron a un programa de meditación breve e intensivo estaban menos deprimidos, ansiosos y estresados, al tiempo que experimentaban una mayor compasión y conciencia de los sentimientos de los demás.

Rasgos alterados

Dolor crónico

La meditación también puede beneficiar a las personas que sufren de dolor crónico, al disminuir o eliminar potencialmente la necesidad de medicación. Un estudio realizado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Wake Forest encontró que los participantes que asistieron a cuatro sesiones de entrenamiento de 20 minutos en el transcurso de cuatro días experimentaron una fuerte reducción en su sensibilidad al dolor. De hecho, la reducción en las calificaciones de dolor fue significativamente mayor que la encontrada en estudios similares con píldoras de placebo, morfina y otros analgésicos.

Meditación trascendental

Una de las meditaciones más estudiadas científicamente es la Meditación Trascendental, muy promovida por Maharishi. Se han publicado más de 380 estudios de investigación revisados sobre la técnica de MT en más de 160 revistas científicas.

Estos estudios se llevaron a cabo en muchas universidades y centros de investigación de EE. UU. E internacionales, incluida la Escuela de Medicina de Harvard, la Escuela de Medicina de Stanford, la Escuela de Medicina de Yale y la Escuela de Medicina de UCLA.

Te comparto un enlace a su web para que puedas verlos.

Maharishi meditacion mantras

Conclusión

Bueno, intenté resumir los puntos más importantes de la relación entre la meditación y la ciencia. Por supuesto que esto no es todo ya que hay miles de estudios, investigaciones y científicos más para citar.

Si sos una persona muy analítica que necesita este tipo de evidencia para poder avanzar con la práctica, te invito a seguir buscando en los recursos que pongo a tu disposición.

También te propongo que te preguntes si no es tu mente en realidad la que con tal de frenarte te hace cuestionarlo desde ese lugar.

En caso de que ya estés practicando, si sentiste algo transformador o positivo, te invito a seguir haciéndolo y a seguir descubriendo por tu propia cuenta, sin sesgos positivos ni negativos, los efectos de esta práctica.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on telegram
Share on email
Share on reddit

En el blog: