¿Cómo hacer para no pensar?

A veces los pensamientos aturden. Uno tras otro, parece que no hay escape. ¿Dónde está el botón para dejar de pensar? En este posteo te voy a decir cómo hacer para no pensar. El infinito y lo desconocido te esperan.

Índice

El problema de pensar (tanto)

A lo largo de la vida, nos hemos acostumbrado a vivir pensando. Un pensamiento tras otro, parece que la mente podría no parar nunca.

Tenemos entre 60 y 80 mil pensamientos por día, la mayoría de ellos similares a los del día anterior. ¿Cuántos de ellos fueron útiles hoy? ¿Es esta la única forma de vivir?

Según muchas filosofías, el exceso de pensamientos es una de las causas profundas del sufrimiento. Pensar en exceso nos produce infelicidad, malestar, inquietud, estrés y otros problemas que son la antesala del sufrimiento constante.

 

El siguiente video muestra muy bien cómo funciona la mente automática.

Un botón para apagar los pensamientos

Te preguntaste alguna vez ¿cuál va a ser el próximo pensamiento que tenga? ¿Hay alguna manera de no pensar tanto? ¿Cómo se hace?

Afortunadamente se puede. Aunque no sea un botón, es algo parecido y más sencillo aún.

La solución: PRESENCIA.

Habitar el momento presente es el opuesto complementario de pensar. Si estás habitando el momento presente, o sea meditando, no estás pensando. No es posible estar en el aquí y ahora y pensar al mismo tiempo. Por eso la solución es la presencia, también llamada mindfulness, conciencia, atención plena o MEDITACIÓN.

¿Cómo hago para meditar?

Meditar es muy sencillo y lo puede hacer cualquier persona en cualquier momento. Para que se entienda esto es importante distinguir la meditación formal de la meditación informal.

En ambos casos estamos presentes en el ahora ya que en lugar de llevar la atención a tus pensamientos, podés llevar la atención a lo que estás haciendo. 

Como-hacer-para-no-pensar

Ejemplos para no pensar

  1. Si estás en una situación cualquiera de la vida cotidiana, por ejemplo lavando los platos, podés prestar atención al contacto de tu mano con la esponja o al sonido del agua caer.
  2. Si te estás lavando los dientes, podés prestar atención al contacto del cepillo con tus dientes o al olor que emana la pasta dental.
  3. Si estás caminando, podés prestar atención al contacto de tus pies con el piso.
  4. Si estás en cualquier situación, podés prestar atención a los sonidos presentes en el lugar (sean cuales sean).
  5. Si estás sentado/a comiendo, podés prestar atención al gusto de la comida, a la masticación, al contacto de tu cuerpo con la silla o de tus pies con el piso.
  6. Si estás escuchando música, podés prestar atención total a los sonidos, perdiéndote en ellos.
  7. También podés prestar atención a la respiración: a cada inhalación y exhalación (esta meditación se llama Anapana)
  8. Podés prestar atención a las distintas partes de tu cuerpo (sintiéndolas, no pensando en ellas).
  9. Si estás hablando con una persona, podés practicar la escucha consciente, esto es, escuchar atentamente sin estar pensando qué responder ni nada por el estilo, solo escuchando cada palabra que sale de la otra persona.
  10. Si estás manejando, podés sentir el contacto de tus manos con el volante.

 

Estos son diez ejemplos de cómo hacer para no pensar. Te darás cuenta de que hay infinitas posibilidades y que más que de la circunstancia depende de la capacidad de uno de decidir dónde poner la atención.

Reflexión

Pareciera que el problema principal no es la cantidad de pensamientos que tenemos ni el hecho de que los tengamos sino la identificación con ellos, es decir, la idea de que somos esos pensamientos y nada más. Sin embargo, cuando nos damos cuenta de que además de pensamientos hay algo más, podríamos hacernos la siguiente pregunta ¿quién es el que piensa? Si no soy mis pensamientos sino que soy quien los tiene, entonces hay algo más alla de ellos. Ese algo más es lo que sos.

Al principio puede parecer desafiante porque pasamos unos segundos en el momento presente, sea cual sea la forma que hayamos elegido, y luego nuestros pensamientos se adueñan de nosotros otra vez. Esto es algo que puede parecer preocupante. Por eso se habla de entrenar la atención plena, es decir, practicar la meditación regularmente, adiestrando a nuestra atención para que no esté tanto en los pensamientos sino en el ahora.

Conclusión

Todas las palabras que yo pueda escribir acá y todos los libros e información que puedas consumir al respecto no son nada comparado con la sabiduría infinita que compone cada segundo que pasamos en el ahora. No te desanimes si te parece difícil. Recordá que los meditadores más avanzados están haciendo lo mismo y que es la esencia de todas las enseñanzas espirituales.

Como-hacer-para-no-pensar-2

En la biblioteca:

Quiero-meditar-pero
General

Quiero meditar pero…

Muchas personas saben que meditar les haría muy bien pero no logran hacerlo. En este posteo vamos a ver las excusas o explicaciones más frecuentes y cómo superarlas.

Leer más »
El-secreto-de-Krishnamurti
Extractos

El secreto de Krishnamurti

“J. Krishnamurti, el gran filósofo y maestro espiritual de la India, viajó casi continuamente por el mundo entero durante más de 50 años para tratar de comunicar…

Leer más »