Beneficios comprobados científicamente

¿Qué dice la ciencia?

A partir de las horas, días y semanas iniciales, la meditación genera beneficios. Por una parte, el cerebro de los principiantes muestra menor reactividad de la amígdala al estrés. Al cabo de dos semanas de práctica se observan mejoras en la atención, como mayor enfoque, menor dispersión mental y ampliación de la memoria de trabajo, que se traducen en mejores resultados en el examen de ingreso a la universidad.

Algunos de los beneficios más tempranos aparecen en la práctica de la meditación compasiva, incluida una mayor conectividad en los circuitos asociados con la empatía. Y los marcadores de inflamación disminuyen levemente en solo 30 horas de práctica. Si bien estos beneficios surgen incluso con muy pocas horas de práctica, son frágiles y necesitan sesiones diarias para mantenerse.

Meditadores de largo plazo

En los meditadores de largo plazo, con unas 1000 horas de práctica o más, los beneficios registrados hasta ahora son más sólidos, y otros se añaden. Indicadores cerebrales y hormonales muestran disminución de reactividad al estrés y menor inflamación, fortalecimiento de los circuitos prefrontales para manejar la aflicción y menores niveles de cortisol -la hormona del estrés- señal de menor reactividad al estrés en general. En este nivel la meditación compasiva proporciona más sintonía neural con las personas que sufren y mayor probabilidad de hacer algo para ayudarlas.

Surgen los rasgos alterados (permanentes)

Con respecto a la atención, los beneficios incluyen una atención más selectiva, una disminución del parpadeo atencional, mayor facilidad para sostener la atención, más disposición a responder a lo que pueda suceder, y menor dispersión mental.

Junto con la disminución de pensamientos obsesivos con respecto a la propia persona se observa un debilitamiento de los circuitos asociados con el apego. Otros cambios biológicos y cerebrales incluyen una disminución de la frecuencia respiratoria (indicador de menor velocidad metabólica). Un retiro de un día de duración mejora el sistema inmune y durante el sueño perduran indicios de estados meditativos. Todos estos cambios sugieren la emergencia de rasgos alterados.

Yoguis nivel olímpico

Finalmente, los yoguis de nivel “olímpico”, con un promedio de 27000 horas de meditación a lo largo de su vida, muestran claros indicios de rasgos alterados como amplias ondas gamma en sincronía en extensas regiones cerebrales, un patrón cerebral que nunca se había observado y que también aparece en reposo. Si bien son más firmes durante la práctica de la presencia abierta y la compasión, las ondas gamma persisten mientras la mente descansa, aunque en menor grado. Los cerebros de los yoguis también parecen envejecer más lentamente comparados con los de otras personas de su edad.

Otros signos de la pericia de los yoguis incluyen la capacidad de detener y comenzar estados meditativos en segundos, y de meditar sin esfuerzo (en particular, los más expertos). La reacción ante el dolor también es distintiva: escasos signos de ansiedad anticipatoria, una breve e intensa reacción durante el dolor y una rápida recuperación. Durante la meditación compasiva el cerebro y el corazón de los yoguis se acoplan de una manera no observada en otras personas. Más aún, en reposo el estado cerebral de los yoguis se asemeja al de otras personas cuando meditan: el estado se ha convertido en rasgo.

Daniel Goleman y Richard Davidson

En el blog:

Cuanto-tiempo-es-recomendable-meditar
General

¿Cuánto tiempo es recomendable meditar?

Muchas personas quieren saber cuánto tiempo deberián meditar para recibir los beneficios de la meditación. Sin embargo, para responderse eso primero debe definirse qué se quiere exactamente y qué se está dispuesto a hacer

Leer más »
Sesiones de meditacion personalizadas

Sesiones de meditación online y presenciales

Progresá más rápido con sesiones personalizadas de meditación